martes, 16 de junio de 2009

Atlas Anatomia del perro y del gato. J Ruberte & J Saute


Como ciencia básica que es, el conocimiento de la Anatomía Veterinaria constituye un requisito previo para el dominio de disciplinas clínicas y algunas de las preclínicas. Pese a esta evidencia difícilmente contestable, hoy en día estamos asistiendo en toda Europa a una reducción en el número de horas destinadas a la enseñanza de la Anatomía veterinaria. Con un criterio topográfico, la obra se ha dividido en tres volúmenes: el primero comprende la cabeza y el cuello, el segundo comprende tórax y el miembro torácico, y en el tercero el abdomen, la pelvis y el miembro pelviano.

o